arte ceramico en argentina

ARTE CERAMICO

alfarería X alfareros

menu
PRESENTACION
 
TALLERES
ESCUELAS DE CERAMICA

APUNTES

EVENTOS

CONTACTO

 

LIBROS

 

Buscar en el sitio:

Recibir novedades

 

 

 

 

 

Apuntes: HORNOS: Horno de pozo

Por Verónica Alonso (Escuela Municipal de Cerámica de Avellaneda)

El tema comenzó hace unos meses largos en donde se nos ocurrió hacer una quema como se hacía antiguamente. Juntamos barro cuando estaban haciendo el pozo para la pileta de natación y más o menos un balde me lo llevé para casa. le agregué agua, hice una pasta y lo dejé estacionar un par de semanas.

Luego puse a secarlo y la pasta conseguida me resultó casi imposible de modelar, imposible de secar, imposible todo.

Lo que aquí vemos son trabajos con barro puro de Punta Indio y barro con un 10% de arena.

Y de paso fui haciendo otras piezas sabiendo que las iba a cocinar en el futuro horno de pozo



Pero bueno, ahora vamos al proyecto de hacer una quema de pozo:

Santi hacía como 15 días ya había hecho el pozo en la tierra, de unos 0,60 por 0,90 de largo por unos 0,30 mts. de profundidad...

Junté para la yesca algunas piñas de pino, un poco de bosta (guano, caca) de vaca seca (no más de una bosta de una sola vaca y coloqué a los costados un par de troncos (no muy grandes) de tala (árbol de madera de poco valor comercial, poco calórico y espinoso que se da bien por estas pampas), algunas ramitas finitas y algo de carbón (pero casi nada de los 10 kilos que había comprado para hacer la quema), coloqué un par de barras de hierro para que no se cayera la parrilla sobre las piezas y a modo de tiraje coloqué en uno de sus bordes un caño de unos 40 cm. apoyado sobre el fondo en diagonal.

Tenía unas brasas encendidas del asado del mediodía, los junté con la pala y las arrojé dentro del pozo... no sé si es la seca que hay que no hizo falta que me agachara a meterle un fósforo... Mientras tanto colocamos las piezas al borde del pozo como para que se vayan templando...

Una vez más o menos templadas y cuando agarró bien el fuego, con una pinza las fui colocando dentro del pozo... al toque un jarrón me explotó y se desculó. lo saqué para que no hiciera estropicios... Santi ayudó colocando más carbón...

 

A falta de una buena chapa, y en medio del campo, (nos tuvimos que arreglar con lo que había), no tuve mejor idea que con una caja de cartón y una parrilla hacerle la tapa, al cartón lo embadurné con barro de la zona y Santi preparó una carretilla con el mismo barro como para hacerle la tapa. le pusimos barro por encima del cartón, unos 3-4 centímetros de espesor y también colocamos barro entra las juntas de los ladrillos, la humareda iba a hacer que vinieran los bomberos de nuevo....



Si, a esperar pero no tanto, el barro de arriba de la parrilla se entró a resquebrajar mal y por un momento hasta salían llamas... al final recurrí a las asaderas que había en la cocina de la casa, más barro y más ladrillos... todo vale.

Más o menos el tema lo controlamos. No estuvo mal. pensemos en los indios cómo se la rebuscaban y no tenemos más nada que decir.

El horno alcanzó su temperatura máxima a eso de las 23:00 hs. (lo habíamos encendido a las 15:30 hs.) y los hierros de la parrilla estaban a esa hora naranjas y por algunos resquicios se podían ver las piezas incandescentes (las fotos no salieron, pero hubiera estado bueno mostrarlas).
Pasadas las 24 horas desde el encendido del fuego, aún el pozo era imposible tocarlo, por el tiraje aún podía verse las brasas encendidas... resignados, dejamos pasar otras 24 horas para destaparlo...

Dicen que "el horno es el que habla", él te dice si has hecho las cosas bien o no...

 



por ser la primera vez... bastante bien

Conclusiones:

*Demasido pozo para la cantidad de piezas que teníamos, no eran más de 20 y casi todas chicas. Hubieran entrado muchas más, pero bueno, era la primer prueba.

*De gasto de combustible tuve unos $ 23.- (unos Us$ 7.-) que fueron los 10 kilos de carbón y los 4 kilos de madera de quebracho (esas bolsas que se venden para hacer asado en las verdulerías)

*Los tiempos de cocción fueron más largos, en contra de lo que muchos afirman que en 4 -5 horas tenés hecha la cochura. Ya lo dije más arriba, la temperatura máxima la alcanzó a las 8 horas de encendido. lamento no haber puesto varios conos para testear hasta dónde llegaba. lo voy a hacer en la próxima.

*No se ennegrecieron las piezas porque todo el tiempo dejé el tiraje abierto. (mi miedo era que se apagara el fuego) por lo tanto no le hice quema de reducción.

*En total se partieron cuatro piezas, salvo el jarrón, las otras eran pequeñas piezas macizas. investigaré sobre lo que pasó. y la fuente rajada supongo que fue cuando estalló el jarrón y una parte pegó en la misma. aclaro que el jarrón sólo tenía unos 5 días de secado (de seguro adentro estaba húmedo).

*Ninguna pieza fue hecha con chamote. fueron construídas con barro de la zona, otras con pasta de baja y Paula tenía una pasta que le habían regalado vaya uno a saber su fómula. El barro de la zona es casi inmanejable y se pegotea por todos lados. Como engobe sirvió bastante bien si la pieza es bruñida, sin bruñir queda arenoso.

Muestras de barro:


Linda experiencia. La voy a repetir el año que viene o cuando vuelva a Punta Indio, el tema es que se necesitarían por lo menos unas 36 horas de tiempo.

 

 
Arte Cerámico // Avellaneda - Buenos Aires, Argentina -- http://www.arteceramico.com.ar/

 

PRESENTACION / PRINCIPAL / CONTACTO /